en Mantenimiento

En plenas vacaciones de verano, son muchos los que elegimos el coche para desplazarnos al destino elegido para pasar unos días de descanso. El gran número de vehículos en las carreteras aumenta la probabilidad de riesgos en estos días. Para viajar seguros, además de extremar las precauciones al volante, es necesario que nuestro coche se encuentre en perfectas condiciones. Por ello, desde Talleres Murillo, aconsejamos pasar por el taller antes de emprender nuestro viaje y así evitar averías que pueden arruinarnos las vacaciones.

Para evitar problemas inesperados, debes asegurarte de revisar bien tu vehículo, aun cuando éste sea nuevo. Todos los coches deben pasar al menos una revisión al año, y hacerla antes de un trayecto largo es una ocasión ideal.

Comprobar la presión y el estado de desgaste de los neumáticos y el nivel de aceite son los aspectos básicos en una revisión pero no son los únicos que nos garantizan un viaje sin imprevistos. En Talleres Murillo realizamos una revisión completa: amortiguadores, frenos, correa de distribución, bujía, sistema de escape y climatización, caja de cambios y luces.

Aunque algunos usuarios deciden hacer una revisión por su cuenta, debe ser siempre un profesional formado y cualificado el que realice la comprobación del estado de un coche ya que es un taller donde se dispone de las infraestructuras y tecnologías necesarias.

Por último, desde Talleres Murillo os aconsejamos que tan importante como realizar una revisión de tu vehículo antes de ponerte en marcha, lo es comprobar el estado de nuestro vehículo después de vacaciones. Los kilómetros realizados y el sobrepeso durante el viaje en familia han podido suponer un desgaste en tu vehículo.

Realizar revisiones tanto antes como después de las vacaciones puede evitarnos gastos innecesarios por no haber solucionado un problema a tiempo.  ¡Os esperamos!

Noticias rencomendadas