en Mantenimiento

Deslumbramientos, visión borrosa, poca visibilidad… la llegada del invierno puede reducir la confianza en la conducción al verse mermada la visibilidad por la menor cantidad de horas de luz en invierno. Por ello, desde Talleres Murillo aconsejamos realizar una revisión de las luces de tú vehículo para aumentar la seguridad y la confianza en la carretera.

Con la llegada del frío y el invierno sumados al cambio de hora, se reduce el tiempo que pasamos al volante con luz diurna. Una situación que se traduce en que una gran mayoría de conductores inician su jornada o la terminan conduciendo de noche. Se trata de una situación incómoda ya que es necesario realizar un mayor esfuerzo para conducir. Además de la oscuridad, hay que sumarle las condiciones meteorológicas adversas propias de esta época del año y que lamentablemente incrementan el riesgo de accidentes.

Para conseguir una conducción segura también durante estos meses, desde Talleres Murillo os ofrecemos una revisión gratuita de las luces de tú vehículo para que puedas asegurarte una correcta visibilidad. En este servicio comprobamos la intensidad, altura y funcionamiento de todas las luces: cortas, largas, posición, marcha atrás, intermitentes y antinieblas.
A continuación os explicamos de una forma sencilla las razones por las cuales es importante asegurarse el correcto funcionamiento del alumbrado del coche:

#1.Altura de las luces
Regular la altura de las luces es fundamental porque si se llevan demasiado bajas, iluminaremos a poca distancia de nuestra posición. Y, al contrario, si las llevamos altas podemos deslumbrar al resto de conductores. Por lo tanto, es muy importante asegurarse que la altura de los faros está bien ajustada tanto para ofrecer una buena visibilidad como para evitar molestias al resto de vehículos.

#2.Cambio de bombillas
Con el uso y el paso del tiempo, las bombillas van perdiendo visibilidad. Por lo tanto, desde nuestro taller se recomienda la sustitución al menos cada dos años o cuando se realiza entre los 50.000 o 60.000 kilómetros.

#3.Limpieza de los faros
Tener los faros limpios también ayuda a que tengamos tiempo a reaccionar cuando nos encontramos un obstáculo.Cuando los faros están sucios se deben lavar con agua y jabón, dejándolos secar correctamente para evitar que se produzca humedad.

Por último contaros que, como vuestra seguridad es lo más importante para nosotros, también os ofrecemos una revisión gratuita del limpiaparabrisas, ya que su correcto funcionamiento también aumenta la visibilidad al volante. Reserva ya tu cita: 974 40 20 12

Noticias rencomendadas