Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cómo conducir con hielo de forma segura en invierno

Conducir a temperaturas muy por debajo de lo que estamos acostumbrados, puede llevarte a situaciones nuevas que se deben tener en cuenta para no sufrir un accidente.

Hay un alto porcentaje de accidentes de tráfico producidos en invierno ya que las pocas horas de luz y el mal tiempo no lo ponen fácil para que en la carretera se pueda tener algún percance de poca o mucha importancia. En Talleres Murillo sabemos que hay muchos enemigos en invierno bien sea la niebla, el viento, la lluvia o el hielo. Estos elementos se deben tener en cuenta para que no afecten a la conducción o lo hagan lo mínimo posible.

Hay muchos factores a tener en cuenta como son la caída de las temperaturas durante la noche y la humedad según la zona donde se resida, para tener en consideración la aparición de hielo en el asfalto en cualquier momento.

Es fundamental tener en cuenta que la distancia de frenado va a aumentar considerablemente si existe riesgo de placas de hielo en la carretera. Aunque pienses que tu coche tiene muy buena estabilidad y se agarre perfectamente a todos los terrenos, también es muy importante llevar ruedas de invierno para poder reducir las posibilidades de sufrir un accidente. Por ello, es recomendable un cambio de neumáticos si se va a conducir habitualmente por zonas de estas características.

Trucos para conducir mejor tu vehículo cuando existe hielo en la calzada:

  • Respeta los límites de velocidad o, si es posible, incluso redúcela en zonas donde hay más sombras o más humedad para evitar imprevistos.
  • Usa los frenos con cabeza. Los frenazos en medio de una placa de hielo pueden tener un mal resultado. Por eso, intenta usarlos lo mínimo para no perder el control del vehículo.
  • Conduce de forma suave. No realices movimientos bruscos en tu conducción para evitar todo lo posible que el coche se deslice. Aunque lo más importante de todo es, si esto último se produce, mantener la calma y el coche irá recuperando poco a poco su marcha.
  • Respeta la distancia de seguridad con el resto de vehículos que se encuentren en la calzada para poder esquivarlos si fuera necesario.
  • Lleva siempre un teléfono a mano por si pasara algo para poder avisar a las autoridades.
  • Si es posible, no conduzcas con poca visibilidad o de noche.

El hielo pasa muy desapercibido en la carretera por eso es importante saber que:

  • Suele aparecer cuando la temperatura es inferior a los 3 grados
  • Si hay una humedad persistente, es más fácil que haya placas de hielo
  • El hielo aparece con más probabilidad en las entradas y salidas de túneles o de zonas donde la luz solar incide poco sobre la calzada

En Talleres Murillo recomendamos tener el coche siempre a punto ante las posibles inclemencias meteorológicas que puedan dificultar la conducción de cualquier persona. Identificar y prevenir riesgos es definitivo para evitar accidentes. Si tienes cualquier duda, ¡ponte en contacto con nosotros!