en Mantenimiento

Para circular con seguridad es fundamental que tu coche tenga un buen mantenimiento. Y, de todas las piezas que lo componen, los neumáticos son un elemento clave al ser el único punto de contacto entre el vehículo y la carretera. Si los neumáticos están muy gastados, el agarre con el suelo no será óptimo llegando a poner en riesgo la seguridad al volante. Además, un neumático en buen estado nos permite hacer más kilómetros y, mantenerlos con las presiones correctas, puede hacernos gastar menos combustible.

Por ello, desde Talleres Murillo aconsejamos revisar cada cierto tiempo el estado general de nuestros neumáticos. ¿Cómo debemos hacerlo?

Una de las principales claves que nos indicarán que necesitamos realizar el cambio es fijarse en el dibujo del neumático. En el rayado del dibujo se puede observar unos tacos que marcan la profundidad mínima (1,6 mm). Si estos están demasiado gastados, veremos que llegan a la superficie y hay que cambiarlos.

Además del rayado, las burbujas de aire y los desgarrones, que suelen deberse a los roces con bordillos, pueden ser motivo de un reventón. En estos casos, también es recomendable cambiarlos.

Es muy importante también fijarse en el envejecimiento. Que un neumático no presente signos aparentes de que esté dañado no significa que esté en perfectas condiciones. La goma, con el paso del tiempo se cuartea y pierde agarre. En este punto también deberíamos cambiarlos.

En Talleres Murillo, realizamos el cambio de tus neumáticos de una manera rápida y económica. Además, ahora en verano, que es tan importante tener nuestros vehículos en perfectas condiciones para las vacaciones, ofrecemos un regalo directo por la compra de cuatro neumáticos Goodyear y/o Dunlop a partir de una llanta de 16”. El cliente obtendrá un exclusivo neceser de viaje y podrá elegir entre varias experiencias como una noche de hotel.

*Promoción válida hasta agotar existencias.

Noticias rencomendadas