Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mantenimiento de flotas y pymes: en qué consiste y qué ventajas tiene

Contar con un taller de confianza para la flota de la empresa es una buena opción que garantiza la seguridad y el mantenimiento de todos los vehículos.

El mantenimiento de flotas y pymes garantiza la optimización de los vehículos de una empresa. Este servicio que ofrecemos en Talleres Murillo permite que los coches funcionen siempre correctamente ya que siempre están revisados y a punto sin que tengas que preocuparte por ello.

Los planes de mantenimiento de flotas de Talleres Murillo permiten maximizar recursos y saber, de antemano, los costes que acarreará este plan durante un año y así ahorrar en futuras reparaciones teniendo siempre al día la flota entera.

Además, se amplia la vida útil de los vehículos con este servicio. Al final, el taller de confianza en el que depositas tu flota es uno más de la empresa ya que, como en nuestro caso, respondemos en el momento que la pyme nos necesita para darle siempre el mejor servicio.

¿Por qué es necesario contar con nuestro mantenimiento de flotas y pymes?

Es una buena idea ya que, muchas veces, no se tienen en cuenta los pequeños fallos que al final acarrean una gran reparación debido a su imprevisibilidad. Al no poder calcular estos costes que vienen de improvisto siempre será más caro que contar con este servicio y saber, en todo momento, cuánto dinero del presupuesto se va a destinar en la flota de la empresa. También es fundamental tener en cuenta que, al tener a disposición el taller, se pueden medir los tiempos en los cuales el coche estará en revisión para minimizar el tiempo de inactividad profesional.

¿Qué tipos de mantenimientos hay?

  1. Preventivo. El servicio preventivo es cuando se revisan los vehículos de forma periódica para evitar las posibles averías que puedan ir surgiendo. El tiempo de revisión lo suele definir el fabricante del coche según el kilometraje y la revisión de las luces, frenos, aceite, agua, presión y desgaste de neumáticos. No requiere un gasto elevado ya que es un fijo previsible anualmente. Aunque lo marque el fabricante, en el taller valoramos cada caso por su uso para garantizar el máximo rendimiento del vehículo realizando las revisiones periódicamente y tenemos una especial atención en el estado de cada uno de los vehículos de la flota.
  2. Correctivo. Este servicio se realiza cuando el coche tiene una avería que no ha sido prevista. Es más costoso y los tiempos son más largos, pero a veces, es inevitable que en alguna ocasión haya que recurrir a este tipo de mantenimiento. En Talleres Murillo sabemos cómo actuar frente a una avería imprevista para minimizar su efecto tanto económico como de tiempos.

En definitiva, si cuentas con una flota en tu empresa, nosotros nos adaptamos a tus necesidades y valoramos cada caso con el mayor cuidado y profesionalidad. Contacta con nosotros, deja tu flota en las mejores manos y ¡nos pondremos manos a la obra!