Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Consejos para alargar la vida a los neumáticos de los vehículos

Los neumáticos son uno de los puntos más importantes en la seguridad de los vehículos, ya que si no están en buen estado, el agarre al firme de la carretera no será bueno y puede ocasionar problemas de estabilidad que afecten a la seguridad vial.

El punto por el que los vehículos toman contacto con el suelo son los neumáticos, son el único punto de unión entre el firme y la máquina. Es por esto que el punto de unión debe estar en las mejores condiciones para garantizar la seguridad en todos los trayectos y viajes. Hoy nos gustaría informarte acerca de la seguridad en la carretera, y aportarte algunos consejos que resultan muy útiles para alargar la vida de los neumáticos y para comprobar su estado.

Aprende a alargar la vida útil de los neumáticos

Te vamos a contar a continuación algunos consejos que harán que la vida útil de estos se alargue. Presta mucha atención a su desgaste, pues es muy importante que estén en perfecto estado para circular, ya que de ello depende tu seguridad, además que si no están en buen estado podrá acarrearte multas de hasta 200€ por neumático que esté en mal estado.

Revisa la presión

Con el tiempo la presión disminuye, y si no es correcta, pueden sufrir daños. Para que esté siempre bien, es importante comprobarla de vez en cuando, si puede ser, una vez al mes, pero sobre todo antes de un viaje largo.

Con los años, la tecnología de los vehículos ha evolucionado, y ahora muchos de ellos llevan sistemas electrónicos de control de la presión de los neumáticos (TPMS) que te informan del estado de la presión.

Si quieres saber la presión correcta, debes mirarlo en la tapa del depósito del combustible o en el marco interior de la puerta del conductor.

Haz rotaciones de los neumáticos

Te recomendamos que cada seis meses o cada 10.000 kilómetros hagas una rotación de los neumáticos, para que el desgaste sea lo más uniforme posible. Solamente intercambia los neumáticos delanteros por los traseros, ya que en condiciones normales no se desgastan igual.

Banda de rodadura

Revisa los nervios entre las bandas y el centro o los bordes exteriores, donde verás signos evidentes de desgaste.

Conduce de forma conservadora

Reduce la necesidad de comprar neumáticos nuevos con frecuencia practicando una conducción conservadora. Intenta evitar las aceleraciones, frenadas bruscas y velocidades elevadas. También te aconsejamos tomar las curvas de forma suave, y cuando vayas a aparcar ten cuidado de no rozar contra los bordillos, ya que esto causa daños a los componentes externos e internos del neumático. 

Usa siempre que puedas la fuerza de retención del motor con lo que ralentizarás la velocidad, en las bajadas prolongadas por ejemplo, con lo que no solo se evita desgastar las pastillas de freno, sino también la banda de rodadura de los neumáticos. 

Si tienes que circular por carreteras en mal estado o por pistas sin asfaltar, lo mejor es que reduzcas la velocidad para no acelerar el desgaste excesivo que sufren los neumáticos sobre este tipo de superficies.

Lleva siempre una correcta alineación de los neumáticos

La dirección se puede desalinear con los baches y los impactos contra bordillos o elementos. Esto hace que los neumáticos no tengan un apoyo uniforme con la calle y que se desgasten de forma irregular. Por ello te recomendamos que revises la alineación cada cierto tiempo.

Si sigues estos consejos aumentará la durabilidad de los neumáticos.